*

Tu Clipping diario de Noticias de Marketing Político en un solo lugar

Expulsión de gitanos de Francia beneficia a Sarkozy

65% de los franceses están de acuerdo con la repatriación de la minoría

El pasado 18 de julio, 50 gitanos armados atacaron una gendarmería francesa en represalia por la muerte de un joven de su comunidad a manos de la policía. El hecho dio pie para que el presidente Nicolas Sarkozy procediera a la expulsión de 1.700 miembros de esta minoría hacia sus países de origen, Bulgaria y Rumania.

La medida ha causado el rechazo de la Comisión y el Parlamento europeos. Sin embargo, el líder galo se ha mantenido firme en la decisión, que pese a las críticas ha mejorado su popularidad en tiempos de recortes económicos.

"Sarkozy al mediatizar las expulsiones de gitanos está haciendo marketing político de manera de ganarse el voto de la extrema derecha. La apuesta, de momento, le ha resultado favorable a decir de los sondeos de popularidad", dice el analista político Luis De Lion.

Ejemplo de esto es la encuesta de Opinionway en la que se afirma que 56% de los franceses rechaza las críticas de la Unión Europea y 65% aprueba la expulsión de gitanos.

Los resultados benefician al presidente francés, quien enfrenta una dura crisis de aceptación con motivo de los recortes presupuestarios, especialmente en lo referente al aumento de la edad de jubilación (de 60 a 62 años), un tema de alta sensibilidad en el país.

Reglas y debate

El Ejecutivo europeo lleva a cabo una investigación para determinar si la expulsión de gitanos es legal o no según los parámetros de la Unión.

"Cualquier ciudadano de la UE puede ser repatriado si representan un riesgo al orden público, la seguridad o son una carga para el bienestar social del Estado. No obstante, cualquier repatriación debe ser proporcional a la amenaza que representan", explica De Lion, quien además agrega que la medida no es algo nuevo para Francia, que en promedio expulsa a 10.000 gitanos al año.

Parte del problema radica en las incompatibilidades entre la forma de vida europea y la de la minoría gitana.

El estilo de vida nómada del grupo está caracterizado por viviendas improvisadas y la falta de trabajo fijo, lo que los ha excluido de la sociedad.

De Lion incluso cita estudios de la Comisión Europea según los que uno de cada cuatro ciudadanos del bloque estaría incómodo con un vecino gitano.

Quizás por esta razón los jefes de Estado y de Gobierno del Grupo de los 27 no han atacado la medida de Sarkozy.

En este sentido, el caso de las expulsiones ha tenido un efecto positivo: la situación de los gitanos, un tema ignorado en casi toda Europa, ya no volverá a ser pasado por alto.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Diseño FacilCom