*

Tu Clipping diario de Noticias de Marketing Político en un solo lugar

'La red puede marcar tendencias, pero no da el resultado de unas elecciones'

A pocos meses de la entrada de 2011 el panorama sociopolítico está ya con toda la maquinaria en uso, la campaña política previa a las elecciones municipales y autonómicas del próximo año y acontecimientos como la pasada huelga del 29S han vuelto a poner de relevancia la importancia crucial que, en este ámbito, tienen ya las redes sociales. Una empresa española, Intelligence Compass, importó, hace un par de años la experiencia americana del geomarketing político. Hace pocos días publicaban su primer estudio acerca de la relación entre ‘Políticos y Redes Sociales’. Con este bagage, hemos hablado con su director, Miguel Ibabe, acerca de esta difícil pero clave relación.


1migel_IbabeEspaña es uno de los principales consumidores de redes sociales, sin embargo, el panorama político parece estar alejado de este fenómeno. ¿Es una percepción o una realidad que los políticos españoles, especialmente los líderes de partidos mayoritarios, son poco sociales?

La situación de las redes sociales y la política en España es distinta. Según un reciente estudio que hemos realizado, los ciudadanos no interactúan con los políticos en las redes sociales. Se habla mucho de política 2.0, pero ese 2.0 es cuando hay interacción, en España estamos todavía en  política 1.0. Esto no significa que los políticos sean poco sociales, más bien la gente les ve poco sociales en este campo. Con el tiempo llegaremos a poder decir que tenemos auténtica política 2.0 pero, hoy por hoy, es sólo un deseo.
Por otro lado, es normal y bueno que los políticos estén en la red. Que den a conocer lo que hacen, propuestas… En el momento que escuchen a los ciudadanos a través de las redes sociales y haya comunicación tendremos política 2.0


En el estudio se muestra como los dirigentes de la clase política consideran importante el uso de las redes sociales para llegar al ciudadano. Paradójicamente, los principales líderes españoles parecen ‘pasar’ de las redes sociales o, en algunos casos tergiversan su uso y se limitan a mensajes ‘electoralistas’. Un último informe tacha a los políticos de ‘poco cercanos’, ¿aumenta esta distancia con esta deficiencia o mal uso de lo que se está convirtiendo en el principal medio de interactuación de los ciudadanos?, ¿es miedo al diálogo, desconocimiento o falta de interés?


En un principio, los políticos emplean las redes sociales para dar a conocer sus propuestas, dar a conocer dónde están y a qué actos acuden. Se queda en un canal de comunicación en el que no hay respuesta posible y, cuando la hay por parte de ciudadano, el político no responde o tarda demasiado en responder. Hay que tener en cuenta que, la mayoría de la gente que tiene a los políticos entres sus amigos, son gente con un alto grado de relación con ese mismo partido político. Se convierten en “fans” de su lider.
De este modo, al ser “fans” de su líder. El canal de información es sólo para sus seguidores: compañeros de partido, afiliados, simpatizantes,…
Al no ser figuras atractivas ni iconos a seguir, se crea una distancia que hace que el ciudadano no siga con cercanía a los políticos. Y los políticos emplean este medio como un canal de comunicación, publicidad,… un medio de campaña para arengar a sus masas.

En el otro lado, muchos líderes locales o de partidos pequeños que son auténticos fans de las redes sociales y las nuevas vías de comunicación en las que no sólo ‘hacen campaña’ sino que muestran situaciones cotidianas de su vida, ¿qué valor añadido aporta esta muestra de normalidad para el trabajo de un político?

Esta es la mayor de las virtudes de las redes sociales. Hacer partícipe a la gente de lo que uno hace a lo largo del día. El político debe ser una persona cercana, que trabaja por la gente. Este tipo de políticos manifiestan una mayor cercanía y así lo percibe la gente que le sigue. Otro gran ejemplo de cercanía a nivel más local es la actividad en Facebook de un concejal de Bilbao, Luis Hermosa, y la actividad del Lehendakari Patxi López. Cercanía en la red y habilitar el canal de comunicación que haga que las inquietudes de la gente llegue y obtenga respuesta.
El verdadero problema es el valor que se le de a la cercanía con la gente. Si el político manifiesta normalidad y hace partícipe de su día a día a los ciudadanos se llega a una gran cercanía que hace más atractiva su imagen y, por lo tanto, su participación en las redes sociales. Este es el punto que debemos cambiar para poder llegar a tener, de verdad, una “ola Obama” en España.

Las redes sociales se han convertido en un reflejo de las inquietudes y las preocupaciones de los ciudadanos (páginas y grupos de un signo u otro en Tuenti, Facebook, hagstags de Twitter, redes de blogs…) ¿se puede intuir el sentido del voto ciudadano realizando un análisis del movimiento que decisiones políticas o situaciones sociopolíticas generan en la red?

No podemos intuir el movimiento de voto. Analizando los movimientos de plataformas en la red podríamos decir que todo el movimiento ecologista tendría una gran representación política. La red te puede marcar tendencias viendo los movimientos de la gente que interactúa en ella pero no nos da el resultado de unas elecciones ni una aproximación a las mismas.

Por otro lado y, siguiendo con esta línea de manifestaciones en la red, ¿ha llegado la hora de la sociedad, en el sentido de que sea la que hable y decida directamente?¿cuál ha de ser la postura de los políticos ante este fenómeno?

Este es un tema muy interesante. Cada cuatro años elegimos a nuestros representantes de modo indirecto (votamos un partido político). Las redes sociales posibilitan que los ciudadanos tengan una mayor presencia en la toma de decisiones y que el “clamor popular” pueda llegar a los órganos de poder mediante plataformas, acciones,…
Ya no implica tener o no a determinados políticos entre los amigos de una red social. Esto significa que, mediante estos grupos, las demandas de los ciudadanos alcanzan mayor poder y notoriedad. No nos acercamos a un político concreto. Nos acercamos a una problemática que parte e un gobierno, sea municipal, provincial, autonómico o nacional.
Frente a esto, los políticos deben escuchar. Y la sociedad debe manifestarse más. Que estos grupos no sean siempre tan partidistas y aglutinen un sentir generalizado. En el estudio se ve la ausencia del canal entre los ciudadanos y políticos. Estas plataformas, en su mayoría, son siempre partidistas. No aglutinan y, por otro lado, no representan a la mayoría de los ciudadanos.

¿Un ejemplo en su uso de redes sociales?

Existen muchos políticos que tienen una gran presencia en redes sociales y cuidan su imagen. Tenemos muchos políticos muy activos en Andalucía (Mariví Romero y Keka Sánchez), País Vasco (Patxi López), en Navarra (Santiago Cervera), en Madrid (Esperanza Aguirre y Cristina Cifuentes). Estos son algún ejemplo de políticos que cuidan su presencia en las redes sociales.
Existen también políticos con una presencia descuidada y desactualizada. A la vez que muchos que no existen en la red.

Entramos en un año de campañas, ¿en qué orden de importancia deben estar las redes sociales en este contexto?

Las redes sociales tienen que tener su importancia justa. Ni más ni menos. De todas las herramientas que tenemos a nuestro alcance, esta es una más. Las redes sociales posibilitan, por ejemplo, informar a los medios de comunicación instantáneamente. Un ejemplo es Urkullu que tiene un blog más eficaz que si diera continuas ruedas de prensa.
Primero tenemos que conocer a nuestro electorado. Saber dónde nos jugamos los votos que nos van a dar la victoria en las elecciones. Conocer y caracterizar a estos nichos de voto tan importantes. Conoce sus problemas, demandas e inquietudes. Una vez que lo sabemos todo sobre nuestros nichos de voto habría que saber el medio por el que llegar a ellos. Los medios conocemos todos cuales son, y las redes sociales son uno más de los que tenemos a nuestro alcance. Un medio por el que llegamos a un target determinado pero que no es el conjunto de la ciudadanía. 

intellcompassA propósito de Intelligence Compass

Intelligence Compass nació para dar servicios de Geomarketing. Conocí la existencia del geomarketing político y sus aplicaciones en un seminario sobre marketing político en la universidad  George Washington a través de un partido político de México. Me pareció novedoso, nuevo y con mucho futuro tanto en el campo político como en el comercial. Empezamos a dar servicios de Geomarketing en materia política en el año 2006, bajo otra firma, para las elecciones municipales del año 2007 del Partido Popular en Bilbao y Getxo.  Hace algo más de dos años creamos Intelligence Compass. A lo largo de este tiempo hemos creado nuestro propio Software “Geopol” que nos permite realizar campañas de Geomarketing Político y Comercial con una gran exactitud y un importante ROI para nuestros clientes.
En estos momentos damos servicio en toda España y estamos ultimando un acuerdo con una empresa estadounidense para abrir nuestra primera delegación en Washington y estamos trabajando para varias empresas en el ámbito comercial definiendo nuevas zonas de expansión y preparando con en varias comunidades autónomas estrategias de geomarketing político y electoral.

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Diseño FacilCom