*

Tu Clipping diario de Noticias de Marketing Político en un solo lugar

Los 7 errores más comunes del email marketing politico

Fuera de la época de Campaña el email marketing político se está posicionando como una practica común en legisladores.

Esta herramienta tiene diversos beneficios, en principio una aplicación donde se mantiene el contacto con el electorado.
Este es beneficio en un doble sentido, ya que por un lado genera una mayor transparencia en el accionar del legislador y por otro lo mantiene como un actor visible de cara a (las siempre) futuras elecciones.En segundo lugar y a partir del contacto, es una herramienta potencial para detectar necesidades sociales. Es sabido que muchas veces, en el micro mundo" político, las supuestas necesidades sociales no siempre se corresponden a los hechos. En este sentido, y de mano con una buena practica del email marketing político , pueden conocerse nichos o necesidades sociales aún no explotados.
Otra de sus potencialidades, es la de la exención. A través de una buena estrategia*, el email marketing político puede extenderse aún más allá del "circuito electoral" generando un imagen más extendida territorialmente del candidato.

Ya sea tanto para informar sobre las propuestas elevadas, acciones, apoyos o simplemente para mantener un contacto con el electorado es una excelente herramienta, muchas veces de bajo costo. Pero es un arma de doble filo.

En esta ocasión, les presentamos los errores más comunes del email marketing político.


1) Falta de política real anti spam.

Este error puede ser uno de los peores, ya que genera un público enemigo. Todo correo electrónico masivo, debe contener dentro de su cuerpo alguna forma para que el destinatario pueda remover su dirección de la lista de envíos. En muchas ocasiones, esta opción se incluye automáticamente cuando se trabaja con plataformas de envío de correos, y suelen ser efectivas. Otras veces, se agrega una oración al final del mensaje, que suele ser algo así como "" si no desea recibir más mensajes, responda a esta misma dirección indicando en el asunto REMOVER".
Esta última opción funciona en la mayoría de las veces, pero no en todas. El paso siguiente, será que el destinatario marque al emisor del mensaje como SPAM** y ese será el fin de los mensajes.
El peor de los casos, es cuando el emisor del mensaje envía sus correos desde distintas direcciones. En este caso, sus correos se vuelven un infierno para el destinatario. Ahí es cuando se habrá ganado un ferviente enemigo de sus correos, de su emisor, y de todo lo que el contenga.
2) Falta de segmentación

La falta de segmentación suele ser un hecho cuando la tía, el hermano, o el amigo de toda la vida del candidato envía los correos.

Aquí llamamos segmentación al hecho de dividir al publico por una variable en particular, por ejemplo la variable SEXO. En este caso, tendríamos dos opciones, Hombre o Mujer. Lo mismo puede hacerse con la zona de residencia, edad, nivel educativo, etc. En un mundo segmentado, dónde en una familia tipo el padre mira un programa de deportes, su esposa una telenovela, su hijo una serie online, y su hija una película alemana, enviar un sólo contenido a todo el espectro social es un lujo demasiado grande. Es otro de los errores más comunes. El único que estará interesado en su mensaje global de seguridad es el padre, mientras que el hijo, la hija y madre abrirán ´solo su primer correo para luego perder el interés.

3) Uso de bases masivas

El uso de bases de correos no sólo está penado por la ley, sino que pasó de moda. Es una actividad digna de la década del 90´ y de parte de la primer década del siglo XXI. En estas bases, solo hay una dirección de correo. Cuál es el problema? Bueno, es muy simple, no sabe a quien se lo está enviando, ni siquiera si esa direccion sigue funcionando. Qué sucede entonces? Su mensaje, que quizás llegue a una 12/1 parte del total, tendrá tantos rechazos que difícilmente pueda volver a usar su dirección de correo, la cual ya fue vista por esa mínima 12/1 parte que perderá en un solo mensaje. La otra consecuencia? No hay forma de segmentar el publico, y como dijimos antes ese lujo es demasiado ostentoso para estos días.

4) Fallar en el foco de interés

La segmentación del mensaje es una condición necesaria pero no suficiente para captar el interés del destinatario.
Conocer el grupo determinado cuando se segmenta por diversas variables es un conocimiento apreciado a la hora de determinar que contenidos se dirigen a quien. Este uso, es asequible solo a partir de herramientas de medición, no de suposiciones ni conocimientos mundanos, mucho menos si estas provienen del micro mundo político. Recuerde que las micro-esferas en las que usted se mueve son unas de las tantas en las que se mueve la sociedad.

5) Diseño poco compatible

Este es un error de fácil corrección y uno de los que se ven a primera vista. Errores de concepto en Branding, como cambiar la tipografía, el ordenamiento del contenido y los colores en cada mensaje suele ser una característica de la mayoría de los emisarios del email marketing político.
Mantener un mismo tipo de ordenamiento, color, letras y tamaños es fundamental para crear una marca, un concepto asociado al emisor. Este error, supone empezar de cero con cada mensaje.

6) Ejecución del email marketing político por personas sin conocimiento

Este bien podría ser un error de relleno en esta lista, pero no deja de ser uno de los más, o tal vez el más importante.
Muchas veces no se disponen de los recursos necesarios para realizar una buena campaña de email marketing político, y esta situación es más que entendible. Sin embargo, si no tiene recursos económicos o de personal para realizar la campaña, POR FAVOR interiorisesé un poco en el tema antes de darle click a "enviar". Una imagen vale más que mil palabras, y nunca hay una segunda primera impresión.

7) Falta de articulación

Este error del email marketing político es uno de los más perdonables de todos, pero no deja de ser un error. Quizás no pueda ser tomado conceptualmente como un "error" en todos lo casos, pero en muchos sí. Se trata de no articular su mensaje de email marketing político con el resto de los soportes disponibles. Qué quiere decir esto? Quiere decir, que si dispone de redes sociales, web, teléfono o dirección, y desea que el destinatario las conozca, en necesario que primero se las haga saber.
Un simple logo de facebook o twitter suele ser necesario para que el receptor del mensaje ( y aquí recordemos que si está segmentado habrá que tener en cuenta sus usos y costumbres) descubra que el emisor también está en las redes sociales. Si lo desea, muchas plataformas también admiten la incorporación de videos dentro de un correo, además de muchas otras opciones de articulación. Este error, si bien no es un error propio del email marketing político es más bien una oportunidad gratuita de extender su mensaje por otros medios.

´

Navega en el resto de los contenidos para más información

 

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Diseño FacilCom