*

Tu Clipping diario de Noticias de Marketing Político en un solo lugar

Elecciones 2013: ¿Vuelve el marketing del luto?

Néstor Kirchner falleció hace casi 3 años, pero está cada vez más presente en el relato del Gobierno. Su viuda no se priva de contar en actos públicos anécdotas que "Él" protagonizó a lo largo de su vida política, y ahora impulsa el estreno de otra versión del documental lanzado el año pasado. ¿Será esa la Cristina de la descarnada campaña electoral que se viene? ¿La del permanente rescate de la memoria de Néstor Kirchner, película incluida? 

 

Néstor Kirchner falleció en la madrugada del 27/10 de 2010. Su desaparición física creó una catarata solidaria con su esposa, la presidente Cristina Fernández. De acuerdo a encuestas de la época, la muerte del expresidente repercutió de forma positiva y contundente en la imagen de su viuda, de la que ya se anticipaba que iría por su reelección. 

El funeral de Kirchner se llevó a cabo en la Casa Rosada, un escenario poco común para el velorio de un expresidente. Era el Congreso es lugar habitual para ese tipo de evento. Pero oficiar allí, sede del Poder Legislativo, le impedía al Gobierno tener total control de su organización. 

La despedida del país a Néstor Kirchner fue un acontecimiento político-mediático cuidado hasta en su más mínimo detalle. "Fue un acto político", sintetizaría el periodista Martín Caparrós. 

Kirchner se volvería desde entonces un personaje con un halo místico. La Presidente comenzaría a llamarlo "Él" en sus discursos, como si fuera una deidad, y lo mencionaría en casi todos ellos. El vestido negro permanecería hasta el día de hoy, aunque en privado ella revelaría que no se trata del luto, sino un homenaje a Néstor por ser el negro el color que "más le gustaba". 

Tampoco evitó llorar en público cada vez que lo recordaba y vio con complacencia como se multiplicaban las obras que iban a llevar su nombre. La muerte de Néstor Kirchner no le hizo ganar las elecciones a su viuda en octubre de 2011, pero comenzó a allanar un camino que hasta un día antes era una cuesta arriba dificultosa. 

Desde entonces se habló del "marketing del luto". Incluso para la campaña presidencial se aludió a la memoria de Néstor Kirchner. Uno de los sloganes era "La Fuerza de Él". Y fue al momento de asumir su 2do mandato que la Presidente clamó que si no cumpliera con sus obligaciones "que Dios, la Patria y Él" se lo demanden. 


link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=A3n2dpVPmBQ 


sostener la gobernabilidad en los 2 años restantes de mandato y la posibilidad de tener otro consecutivo a través de una reforma de la Constitución Nacional. Es decir, la supervivencia del "modelo". 

La elección, como siempre, se definirá en la provincia de Buenos Aires. Pero aún no está confirmado quien se encargará de cuidar el escudo del Frente para la Victoria en el principal distrito electoral. Se habló de Alicia Kirchner. Pero la imagen de la cuñada presidencial quedó muy herida tras las inundaciones en La Plata. Además, el padrón provisorio no la registra con domicilio en la provincia. 

Por otro lado, no es un detalle menor la erosión de la imagen positiva de la Presidente y del Gobierno en general. Desde la consultora Poliarquía ya anticiparon que su próxima medición mostrará un significativo retroceso de Cristina Fernández, por diferentes motivos, en la consideración de la opinión pública. 

Es en este contexto en el que parece resurgir el "marketing del luto". Es decir, la apelación a la memoria de Néstor Kirchner. La memoria emotiva. El recuerdo de Él que había funcionado tan bien en 2011. 

Como se dijo, Cristina Fernández no deja pasar la oportunidad de mencionar a su esposo y expresidente. Y las reivindicaciones a veces aparecen en forma de anécdota, de forma descontracturada, como en el acto de inauguración de FIAT en Córdoba. Contó la mandataria. 

"Allá por año 1987, cuando Néstor Kirchner ganó por 111 votos apenas, miren ustedes lo que es la historia, eh, [...] me acuerdo que discutimos mucho y yo aconsejé que teníamos que comprar, porque él no quería, estaba medio dudero, comprar una planta de hormigón. [...]Y lo convencí, compramos esa hormigonera. Nos cansamos de pavimentar calles, de hacer cordón cuneta, de hacer veredas, de hacer gimnasios y, además, con esa hormigonera pavimentamos también el camino a la gobernación, porque lo hizo a través de gestión, de obra, de trabajo, de arremangarse, que no hay ningún otro secreto, ni para las empresas ni para los políticos". 

Algunas horas antes, ese mismo día, en Casa de Gobierno, la Presidente volvió a referirse a su fallecido marido: [...] si uno piensa un poquito, yo siempre pienso en Néstor, ¿no? Yo creo que Néstor entró a la Casa de Gobierno porque la vio entreabierta y no había nadie y entró porque, en realidad, fue eso, sino Néstor, con su forma de ser, con su pensamiento, de dónde venía, cómo era, no hubiera llegado a presidente". 

Los ejemplos abundan. Probablemente sean cada vez más frecuentes a medida que se acerquen las PASO, las elecciones primarias que darán un claro panorama de dónde está parado el Gobierno electoralmente. 

Y si se trata de explotar el marketing del luto se podría pensar que las últimas declaraciones de la Presidente van en ese sentido. Fueron a través de la red social Twitter desde donde Cristina Fernández pidió difundir la versión alternativa de la película de Néstor Kirchner. Se trata del trabajo que hizo Adrián Caetano, luego desplazado del proyecto por realizar un corte que no fue de la satisfacción de los encargados del mismo. El material se difundió en la web y la Presidente habló sobre éste el domingo. 

"Me conmovió. Era él. Simple, sencilla y totalmente él. Desde el principio hasta el fin. Volví a sentir que me miraba", tuiteó la Presidenta. Cristina reivindicó la labor de Caetano, quien fue reemplazado por Paula De Luque. "Caetano, literalmente, se metió dentro de él", dijo. 



link: http://www.youtube.com/watch?feature=player_embedded&v=oHeMFqNTtZg 


La Presidente confirmó algo que algún diario había adelantado la semana pasada. "Lo llamé al Topo (Devoto, uno de los productores del film). Le pedí que quería que la difundieran. Que se debía ver". La Presidente también se refirió a la versión de De Luque y admitió que la vio sólo después de su estreno porque le causaba "demasiado dolor". 

En el anecdotario, la Presidente incluyó a su hija, Florencia, quien hizo comentarios respecto al film. Una descripción de la intimidad de la Quinta de Olivos. La humanidad del Poder expuesta en 140 caracteres  ¿Será esa la Cristina de la descarnada campaña electoral que se viene? ¿La del permanente rescate de la memoria de Néstor Kirchner, película incluida? ¿Logrará Él, desde el más allá, sortear la publicitadas denuncias sobre corrupción y volver a darle impulso electoral a su viuda?

0 comentarios:

Publicar un comentario

 
Diseño FacilCom